martes, 13 de abril de 2010

OLIVA SOTO CORTÓ LA PRIMERA OREJA DE LA FERIA DE ABRIL

Lunes 12 de abril. 4ª de Feria. Se lidiaron 6 toros de la ganadería del Conde de la Maza (encaste en Núñez), que dieron desigual juego. Corrida dura y encastada, excepto 1º y 3º que mansearon y 6º sin clase ninguna. Abrieron plaza: Diego Urdiales (aplausos y vuelta al ruedo), Oliva Soto (una oreja y vuelta al ruedo y Antonio Nazaré (aplausos y aplausos).

Por El Zubi

El camero Alfonso Oliva Soto estuvo a punto de abrir ayer la Puerta del Príncipe de la Maestranza de Sevilla, si no hubiera fallado a espadas en el segundo de su lote. Al primero que le tocó en suerte, de nombre “Greñoso”, negro mulato listón, toro alto y muy astifino de 530 kilos, le hizo una faena llena de emoción e interés. El toro mostró muchas dificultades, pues incluso Oliva Soto sufrió una aparatosa voltereta al hacer por chicuelinas su replica al quite de Antonio Nazaré. Lejos de amedrentarse se creció con la muleta y le bastaron tres tandas con la derecha y una con la izquierda, para llenar la plaza de emoción y silencio, pues hizo una faena vibrante y emotiva en la que se jugó la vida. Oliva Soto es un torero joven de la tierra, un torero especial y distinto, con arte, pellizco y personalidad, pero poco placeado. Un pinchazo sin soltar y una estocada le valieron una oreja. El segundo de su lote, de nombre ”Limpidado” (545 kilos), negro bragado meano, fue el mejor de la tarde. Le instrumentó al menos cuatro tandas con la derecha y una con la izquierda que el público sevillano valoró muchísimo, pues su comportamiento ante la cara del toro le dejaron las orejas del astado en bandeja, pero la suerte (y la falta de práctica, que todo hay que decirlo) no estuvo de su lado y logró matar al toro al sexto intento. Dio la vuelta al ruedo.

El riojano Diego Urdiales abrió plaza y tuvo mala suerte en su primero, un marrajo manso con mucho peligro que no se dejaba torear. Logró desarmar varias veces al diestro. A pesar de eso, Urdiales logró darle al menos tres tandas por la derecha. El toro estuvo durante toda su lidia en el ruedo de la Maestranza como alma en pena. Con un comportamiento bronco, manso por ambos cuernos, mirón y con muy malas ideas. El torero estuvo valiente y dispuesto en todo momento pero no tuvo opciones. Recibió algunos tibios aplausos del público tras dos estocadas, cuatro descabellos y un aviso. En el segundo de su lote tuvo mejor suerte, pues el toro fue noble, menos áspero y agresivo que el primero. Dio dos muy buenas tandas con la derecha y mostró al toro con una tanda con la izquierda. Recibió el torero un golpe con la pala del pitón a la salida de un pase de pecho, que dejo a Urdiales unos segundos aturdido. El torero estuvo toda la tarde con una gran disposición y entrega. Estocada casi entera y un aviso. Aplausos y vuelta al ruedo. Diego Urdiales se mostró ayer firme en su primer toro y muy torero en su segundo.

Quien peor suerte tuvo con su lote fue el torero de Dos Hermanas, Antonio Nazaré. El primero de su lote fue un mansurrón que miraba al torero continuamente pensándose mucho por donde lo iba a pillar. Daba medias arrancadas en los pases, saliendo de ellos con tarascadas. Fue un toro de embestida mentirosa, ante el que Nazaré intentó estar digno a pesar de ser un torero poco placeado y con poca práctica. Recibió tibios aplausos del público. Nada puso hacer tampoco al segundo de su lote, de nombre “Guasonero”, un sardo listón muy aplaudido en su salida por su vistosidad, que demostró ser un toro lleno de vulgaridad sin clase ninguna. Lo despachó de una gran estocada que le valió el aplauso de la Maestranza.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Opine con toda libertad pero por favor....si me va a dejar un insulto le ruego que se ahorre el trabajo pues el mensaje no lo vera nadie, ya que inmediatamente lo elimino. Gracias por visitar mi blog.