jueves, 8 de abril de 2010

PRESENCIA DE LA MUJER EN LA FIESTA DE LOS TOROS:DESDE SUS ORIGENES A NUETROS DIAS (Capitulo IV)

Por El Zubi

Y así llegamos a LA GUERRA CIVIL ESPAÑOLA marcada por tanta tragedia y sufrimiento para todos los españoles de ambos bandos, y como no, también sufrida en la escena taurina, pues a la vez que se redujo drásticamente la actividad taurina, numerosos toreros, subalternos y ganaderos  murieron en ambos bandos, en campos de batalla o fusilados. A otros se les cortó la carrera en seco como a Juanita Cruz, y también se dañó gravemente  la cabaña ganadera, y  como consecuencia  de ello se introdujo tras la contienda, un toro más pequeño, con menos trapío, bravura y poder. Pero en lo que a  nuestro tema respecta, el paso de la Guerra supuso la eliminación de golpe para la mujer de  poder ser torera y se volvió a imponer el artículo 24 que fuera suspendido por Salazar en el año 34, para entrar en vigor de nuevo en 1940. Una fecha que abre una brecha en la historia taurina de la mujer hasta 1974, tras la denodada pelea en los tribunales de la torera alicantina Ángela Hernández, que conseguirá que se autorice de nuevo torear a las mujeres en España 38 años después.
Así que con esta prohibición de 1940 vino lo que se puede llamar “la edad de oro del rejoneo femenino”. En esta época de prohibición del toreo a pie a la mujer, surge la gigantesca figura del toreo de Conchita Cintrón. Torera de nacionalidad peruana, es sin duda una de las grandes figuras del toreo no solo femenino sino del toreo en general dentro de la historia de la Tauromaquia. Esta “Diosa Rubia” como la llamaban, ha sido junto a Juanita Cruz una de las figuras más señeras de la historia del toreo. En España se la conocía como rejoneadora, que era excepcional, pero ella aquí se sentía frustrada por no haber podido realizarse completamente como torera de a pié como lo hizo muchas veces en México, Perú, Ecuador, Francia, Portugal, EEUU, y Norte de Africa. Hasta Juan Belmonte cuando la vio torear en un tentadero en su finca de Sevilla dijo: “si yo mandara en el toreo, usted Conchita toreaba a pie el domingo que viene. Usted debe torear a pie".  A pie en España sólo toreo una vez en público junto a Antonio Ordoñez y Manolo Vázquez el día de su despedida en la Plaza de Toros de Jaén.
Su nombre era Concepción Cintrón Verrill, y nació en Antofagasta (Chile) el 9 de agosto de 1922 y siendo muy pequeña se trasladaron a vivir a Perú. Desde muy pequeña practicó la equitación y se aficionó a los caballos. En esto tuvo de maestro al portugués Ruy da Cámara. Pero en el toreo a pie su maestro fue el torero español Diego Mazquiarán “Fortuna” célebre en su día por matar a un toro escapado de un camión, en plena Gran Vía de Madrid (un 23 de agosto de 1928). Desde su presentación como rejoneadora en la Plaza de Acho de Lima en 1937 y como novillera en 1938 cosechó éxitos por toda América (tenía entonces 15 años). Debido a su inmensa popularidad fue contratada para protagonizar la película “Maravilla del toreo” junto al matador mexicano Pepe Ortiz, que resultó un rotundo éxito de taquilla. Su campaña en México duró cuatro años y medio. Toreó 16 veces a pie en la Plaza del Toreo y sumó 189 actuaciones en el país azteca. Conchita Cintrón sufrió varios percances graves a lo largo de su carrera: el primero de ellos fue en Guadalajara (México) el 6 de marzo de 1940. Al dar un pase afarolado al toro “Chiclanero” de la ganadería de Julián Llaguno. Herida y todo siguió toreando y mató a su enemigo de una espectacular estocada, para pasar más tarde a la enfermería con una cornada de 15 centímetros en el muslo derecho. Cuando se recuperaba en el Hospital declaró a la prensa: “cuando fui a curarme iba contentísima, porque ya sabía lo que dolía una cornada”. En abril de 1944 recibe otra fuerte cornada en Bogotá, esta vez en el muslo izquierdo.
El verano de 1944 la Cintrón viaja a Europa torea hasta 1948 en Portugal, España y Francia (sólo en España se le prohíbe hacerlo a pie). Debuta a caballo en la Maestranza de Sevilla en la Feria de Abril de 1945 y en mayo en Madrid. Toreó ese año en España 38 corridas y 48 en 1946, sumando 124 festejos los toreados en su campaña europea. En España su apoderado era Marcial Lalanda. Entre los años 49 y 50 actúa en España, Francia y Portugal un total de 40 corridas.
Conchita toreo 750 corridas. Se retiró de los ruedos y se estableció en Lisboa donde en 1950 figura como ganadera de reses bravas con procedencia de Pinto Barreiro. Reapareció a caballo en 1991 en Nimes un 21 de septiembre para darle la alternativa a la joven María Sara en presencia de Manuel Vidrié. Aquel día Conchita Cintrón demostró su clase, estilo y habilidad ecuestre  y contaba con 69 años. Esta mujer fue realmente única. No tomó la alternativa  como torero de a pie por no vestir nunca de luces. Impresionó a todo el mundo con su gentil personalidad, su gracia femenina en el ruedo y su gran estilo montando y toreando a pie. El poeta español Gerardo Diego la llamó con toda la razón: “Conchita Excepción”. Murió en el año 2008 en Lisboa. (Continua mañana).
En la imagen vemos a Conchita Cintrón junto al torero mexicano Pepe Ortiz durante la grabación de la película "Maravilla del toreo" que tanto éxito tuvo en taquilla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Opine con toda libertad pero por favor....si me va a dejar un insulto le ruego que se ahorre el trabajo pues el mensaje no lo vera nadie, ya que inmediatamente lo elimino. Gracias por visitar mi blog.