martes, 13 de abril de 2010

PRESENCIA DE LA MUJER EN LA FIESTA DE LOS TOROS: DESDE SUS ORIGENES A NUESTROS DIAS (Capitulo IX y último)

MADRES, ESPOSAS, EMPRESARIAS ,GANADERAS Y SASTRAS

Por El Zubi

No puedo terminar mi intervención sin citar uno de los papeles más importantes de la mujer en la Fiesta de los toros: el de madre de torero y esposa de torero. Dos grandes sufridoras incondicionales de un torero. La personalidad de un torero es más bien compleja pues si bien posee las cualidades del héroe dispuesto a jugarse la vida cada tarde, también tiene la incapacidad de poder pasar sin los aplausos del público. Es la personalidad de un “narcisista”, la de un ídolo con pies de barro que ante el triunfo aparece “donjuanescamente” exultante y ante los fracasos y las cornadas, abatido y hundido en la oscuridad de una habitación de un hotel o en un hospital, y son las mujeres, las madres y las esposas, los alambiques metabolizantes para equilibrar estas personalidades tan quebradizas y difíciles. Tenemos que recordar aquí a dos de esas mujeres que son un símbolo en la Tauromaquia: doña Angustias Sánchez esposa de torero y madre de “Manolete” y doña Gabriela Ortega hija, esposa, madre y suegra de toreros. Son dos ejemplos claros de sufrimiento en la Tauromaquia que en una cita como esta no podemos olvidar.

Tampoco podemos olvidar a las mujeres ganaderas que juegan un papel muy importante en la Fiesta, nombres como Rocío de la Cámara, Mª del Carmen Camacho, Caridad Cobaleda, Lourdes Pérez Tabernero o Dolores Aguirre Ibarra.

Y las mujeres en el periodismo: a Marivi Romero que dirigió el primer programa informativo semanal de toros en TVE “Revista de Toros” en 1970 que estuvo 12 años en antena, y que quedó como arquetipo de este quehacer en televisión. O el papel que desempeñan algunas mujeres empresarias que apoderan a toreros: como Lola Casado (que apoderó a Juan García “Mondeño”), Angeles Suárez, abogada y empresaria taurina, que apoderó a Lucio Sandín, a José Mª Plaza y al novillero salmantino José Manuel Maravilla. Veterinarias como Angeles Moya Geromini. O sastras de toreros como la maestra Nati, Isabel Natividad García de Frutos, querida y respetada por todo el mundo taurino. También hay que tener un recuerdo emocionado para una mujer excepcional, que sin llegar a ser torera sintió el toreo en el alma y lo canto como nadie. Me refiero a la rapsoda y recitadora de poesía Gabriela Ortega, sobrina de Rafael El Gallo y de Joselito. Ella llevó a muchos rincones del mundo la poesía taurina y la poesía de la Generación del 27. Sin duda fue una gran artista, de estirpe, procedente de una dinastía de toreros y cantaores extraordinarios.

Por último recordar para olvidar aquella corrida “homenaje a la mujer” que “Jesulín de Ubrique”, símbolo del torero machista, organizó en Aranjuez el 7 de octubre de 1994, que como era de esperar se convirtió en un grotesco, histérico y poco ortodoxo espectáculo circense que hizo que sintiésemos vergüenza todas aquellas personas que amamos la Fiesta con seriedad y que constituyó además una falta de respeto a esas mujeres aficionadas a la Fiesta que las hay y muchas, y entendiendo tanto de toros como cualquier hombre. Y como muestra, ¿quien mejor que la Condesa de Barcelona?, madre del Rey, currista hasta los huesos que hasta su muerte defendió a ultranza la Fiesta de los Toros. Que sirva esta ponencia mía hoy aquí de homenaje a todas estas mujeres de las que les he hablado.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Opine con toda libertad pero por favor....si me va a dejar un insulto le ruego que se ahorre el trabajo pues el mensaje no lo vera nadie, ya que inmediatamente lo elimino. Gracias por visitar mi blog.