jueves, 30 de mayo de 2013

SEGUNDA NOVILLADA DE FERIA DE CÓRDOBA: TARDE TRIUNFAL PARA LOS TOREROS Y EL GANADERO


L.R.G.
Ganado: seis erales de Eliseo Morán "La Morantilla" de muy buena presentación, algunos con cuajo, bravos, nobles y de juego extraordinario.
Manolito Vanegas: estocada y dos descabellos ( vuelta al ruedo tras aviso) y estocada ( oreja).
José A. Alcalde "El Rubio": estocada ( vuelta al ruedo, tras petición) y estocada (oreja).
Moreno Campos: estocada ( ovación con saludos) y estocada, pinchazo y ocho descabellos ( ovación tras aviso)
Plaza: Los Califas, alrededor de medio aforo.

Buen ambiente para presenciar la segunda de las novilladas sin caballos incluidas en el abono ferial. Esta asistencia debe animar a la empresa a aprovechar las noches veraniegas de los sábados para recuperar las recordadas novilladas nocturnas que tantas oportunidades dieron a infinidad de chavales. Y hoy, en la escuela taurina, hay un ramillete de jóvenes valores que a poco que se les eche una mano pueden comenzar su andadura como relevo de la Fiesta en este difícil mundo del toro. Ánimo pues a Ramguertauro para que, como ellos anunciaron en su día, saquen adelante esta apuesta a la que el público ha respondido.
Esta tarde todo el mundo se ha divertido. La novillada ha sido un espectáculo extraordinario. Tanto por la calidad del ganado de "La Morantilla" como por la labor de los tres espadas que aprovecharon, incluso, su turno de quites sin perdonar ni uno. Noble competencia, entre dos cordobeses y un venezolano, que el respetable agradeció. Si bien por encima de ellos ha destacado el cordobés "El Rubio" (ojo a este torero), quien a pesar de su bisoñez ha demostrado, con un valor a prueba de bombas, que quiere ser alguien en esta complicada carrera. Flojito con el capote, en sus dos oponentes, con la muleta y su estática figura, formó un lío gordo en el quinto de la tarde. El muchacho ligó los muletazos con mano baja y sentimiento y puso la plaza a reventar. Excelentes series por las dos manos llevando al eral muy embebido en la muleta con extraordinarios pases de pecho. Labor muy completa de principio a fin. En su primero, al que toreo muy bien, hay que destacar una serie por la izquierda citando de frente, de mucho sabor. Hay que volver a ver a este chico.
Abría cartel el venezolano Manolito Vanegas que transmitió una imagen de torero muy placeado y con mucha soltura en todas las suertes. Con el capote muy variado, a su segundo lo recibió con una larga cambiada, y en banderillas muy fácil. Se llevó el lote de la noche y supo aprovecharlo muy bien en dos faenas largas y variadas. De ponerle un pero, tiene un corte de toreo muy alegre, pero le debía poner algo más sentimiento, sentirse y vender lo que hace para conectar mas con el público, al que con sus cualidades y buen hacer se mete rápido en el bolsillo.
Moreno Campos, otro alumno de la escuela cordobesa, puso toda la carne en el asador recibiendo a sus dos oponentes de rodillas a portagayola. Su primero salió corretón y distraído y se las vio y deseó para sujetarlo. Faena con altibajos sufriendo varios arrollones, aunque sin inmutarse. Fue el único novillo al que el público no despidió con palmas. En el sexto, de nuevo mostró sus carencias, cuando le bajó la mano consiguió series de aceptable calidad. Tiene este muchacho, también, una virtud fundamental para ser torero: el valor. Eso no se aprende. Lo demás es cuestión de tiempo, y "Chiquilín", director de la escuela tiene toda la ilusión y paciencia del mundo para imbuir a los alumnos todos sus conocimientos.
Los tres espadas sufrieron multitud de volteretas y achuchones lo que no les amedrantó en absoluto, muy al contrario, fue un revulsivo para volver a la cara del toro con más ahínco todavía.







No hay comentarios:

Publicar un comentario

Opine con toda libertad pero por favor....si me va a dejar un insulto le ruego que se ahorre el trabajo pues el mensaje no lo vera nadie, ya que inmediatamente lo elimino. Gracias por visitar mi blog.