lunes, 8 de octubre de 2012

FESTIVAL MIXTO EN MONTORO: LOS TRES MATADORES LOGRARON TROFEOS


L.R.G.

Montoro ( 7-10-2012)
Ganado:Se han lidiado cinco novillos de Toros de la Plata de excelente presentación, fuertes, bravos y de juego variado, destacando el cuarto aplaudido en el arrastre.
Canales Rivera: tres pinchazos y dos descabellos (silencio) y estocada y descabello (dos orejas).
Julio Benítez “El Cordobés”: Pinchazo y estocada que asoma (ovación con saludos, tras aviso) y pinchazo, estocada y descabello (oreja).
Rafael Reyes: estocada casi entera (dos orejas).
Plaza: Montoro, un cuarto de entrada en tarde de calorcillo soportable.

Plegándose ya las últimas hojas del calendario taurino, tuvimos la suerte de poder saborear una entretenida tarde de toros en la remodelada plaza de la hermosa localidad de Montoro con motivo de sus fiestas en honor de Ntra. Sra. del Rosario.
No cabe duda que la puñetera crisis está socavando la Fiesta mermando la cantidad de festejos programados en nuestra provincia, tan pródiga otrora de cantidad y calidad en los carteles.
Pero Montoro, a pesar de la cuesta arriba, no podía dejar pasar esta fecha tan especial y significativa para esta localidad de tanta raigambre taurina y ha organizado un festival mixto que a la postre ha sido un éxito, mas artístico que económico, eso sí.


Abría cartel Canales Rivera que volvió a demostrar el buen momento de forma por el que atraviesa. A su primero, de embestida incierta, procuró exprimirlo al máximo en faena sin acabar de redondear por el juego desigual del novillo. Sin embargo, en el cuarto, un animal que repetía y humillaba en la embestida pudo lucir su concepción del toreo, que no es otro que el temple y la calidad. Comenzó tocándolo con la derecha para que, una vez ahormado en la embestida, pasarse la franela a la zurda y dibujar los mejores y más profundos muletazos de la tarde. Muletazos de trazo limpio y de mucho temple mostraron el toreo de siempre en series de mucha enjundia. Faena larga pero sabrosa. La espada entró y los trofeos fueron a parar a sus manos.
Por su parte Julio Benítez, que pechó con el peor lote, estuvo por encima de sus dos oponentes que nunca se entregaron y a los que intentó sacar lo poco que llevaban dentro. A su primero lo recibió con una larga cambiada y unas verónicas muy ajustadas. Una vez con la muleta le plantó cara desde el primer momento en una faena con altibajos debido a la escasa calidad del animal, que en un momento de confianza le levantó del suelo sin más consecuencias. El fallo a espadas le privó de una merecida oreja. En el que cerró plaza volvió a mostrarse voluntarioso y capaz. Rodilla en tierra, citando de lejos, comenzó una faena que tuvo momentos de mucha categoría a pesar de las carencias del animal que nunca se dejó hacer. No faltaron los naturales arrodillado de final de faena que se ovacionaron desde el tendido. Paseó una oreja ganada a ley.
En tercer lugar actuó el novillero Rafael Reyes que no cesa de subir peldaños en una escalada que le puede llevar a la gloria del toreo. Su novillo no fue nada fácil pero Reyes estuvo en novillero desde principio a fin, incluido el quite que le correspondía, y que no perdonó, al segundo de la tarde. Con la muleta fue un jabato sin echar paso atrás y consiguiendo meter en la canasta un novillo muy reacio a dejarse torear. Aún con ese material consiguió muletazos de bella factura que encandilaron al tendido. Muy buena actuación, sobre todo sin arrugarse, ante un utrero que tenía mucho que torear. Un nuevo éxito que sumar a un verano que le ha servido para darse a conocer en muchísimos puntos de nuestra geografía. Por su cuajo y desparpajo ante el toro debe ir pensando en metas mayores.














No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Opine con toda libertad pero por favor....si me va a dejar un insulto le ruego que se ahorre el trabajo pues el mensaje no lo vera nadie, ya que inmediatamente lo elimino. Gracias por visitar mi blog.