lunes, 20 de mayo de 2013

CORRIDA DE TOROS EN CÓRDOBA (PORTÁTIL): POR ENCIMA DE LOS TROFEOS, EL BUEN TOREO


Ladislao Rodriguez Galán
Ganado: toros de Luis Algarra ( que han sustituido al hierro anunciado en los carteles), bien presentados, nobles y colaboradores al éxito de los toreros. Todos fueron aplaudidos en el arrastre.
Sergio Sanz: pinchazo, estocada y descabello (dos orejas) y dos pinchazos y estocada ( dos orejas, tras aviso).
Julio Benítez "El Cordobés": estocada ( dos orejas) y estocada sin puntilla( dos orejas).
Víctor Abad: dos pinchazos y estocada (oreja) y estocada y descabello ( dos orejas).
Incidencias: un tercio en los tendidos con tarde agradable, aunque al final refrescó. El V Califa presenció el festejo desde una barrera.


Indistintamente de los trofeos obtenidos por los toreros, lo positivo de la tarde ha estado en el buen toreo que han ofrecido a los aficionados, bien es verdad que no todos los que la joven empresa esperaba, que se han desplazado hasta la plaza portátil. Los tres matadores, muy dispuestos de principio a fin, han sabido aprovechar una corrida muy toreable, en todos los aspectos, para reivindicarse en toreros a tener en cuenta.
Ha sido un buen aperitivo de feria taurina, que más que perjudicar, creo sinceramente que beneficiará el ciclo que comenzará el próximo sábado, porque el público se lo ha pasado bien y eso es lo más importante. Cuando se sale de la plaza con buen sabor de boca, todo cambia. Hay ganas de toros.
El cartel de toreros cordobeses lo abría Sergio Sanz, su segundo festejo esta temporada, que recibió a su primer enemigo con una serie de verónicas de dentro afuera para rematarlas en el mismo centro del ruedo. A la salida del único puyazo que recibió el animal, nos obsequió con un quite por chicuelinas muy ajustadas con vistoso remate. La faena de muleta la inició de rodillas en la boca de riego aguantando el galope alegre del toro. Ya erguido, con la mano diestra, le enjaretó una serie de mucho mando. Fue alternando las series por ambas manos hasta que el animal se agotó y entonces Sanz optó por el arrimón, incluso aguantó un par de parones. Y aún tuvo ánimo para terminar con unas manoletinas. El cuarto, el de mas romana de la tarde, fue otro ejemplar apto para el triunfo. Desde el primer momento lo entendió el torero y la faena enseguida alcanzó altos vuelos, sobre todo por el pitón derecho, ya que por el izquierdo, hasta bien avanzada la misma, no corrigió el defecto de dar un tornillazo al rematar. Extraordinarias series con pases largos y templados, muy jaleados por el público que animaba constantemente al torero. Una faena completa de principio a fin que le pusieron en sus manos los trofeos justamente ganados.
Julio Benítez, también toreaba su segunda corrida esta temporada y, a fe de ser sinceros ha sido de las mejores tardes que le hemos visto. Dispuesto, al igual que sus compañeros, recibió a su primer toro con una larga cambiada de rodillas para luego, con el compás abierto, endilgarle un puñado de verónicas de mucho gusto, rematadas con garbosa revolera. Comenzó la faena de muleta de rodillas junto a las tablas y así se fue quedando con el animal. Ya de pié, lo toreo con mucho empaque por ambos pitones con series largas y templadas de mucho poder. Extraordinarios los pases de pecho. Una labor muy completa de mucho sabor. En el quinto volvió a estar a la altura. A destacar un buen par de El Ruso. En este toro lució Benítez todo su conocimiento del toro, pues el animal necesitaba delante un torero y ahí estuvo. No fue tan vistosa la faena, de cara al respetable, pero el torero le ganó el pulso al toro que tenía que torear más que su primero. Julio ha estado muy en torero de verdad.
Cerraba el cartel Víctor Abad en la que significaba su primera corrida de la temporada y el muchacho no defraudó, muy al contrario, estuvo más que bien con los dos toros menos bonancibles del encierro. Luce con mucha calidad en el toreo de capote porque mueve muy bien los brazos y encaja la cintura echando la "pata alante". A sus dos toros, tras torearlos extraordinariamente a la verónica, los remató en el centro del ruedo. Es natural que acusara lo poco toreado que está, sin embargo enseguida se embraguetó con su primer enemigo al que le sacó pases sueltos muy aceptables. En su segundo ya fue otro cantar, sacudida la tensión, lo exprimió al máximo por ambos pitones en series de bella factura. El toro repetía y el torero, más relajado, le instrumentó una faena muy interesante por ambas manos con muletazos de trazo largo y dominador.
En resumen, una corrida de toreros cordobeses que resultó muy entretenida y que dejó al público satisfecho.-









No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Opine con toda libertad pero por favor....si me va a dejar un insulto le ruego que se ahorre el trabajo pues el mensaje no lo vera nadie, ya que inmediatamente lo elimino. Gracias por visitar mi blog.