lunes, 11 de febrero de 2013

FALLECE EN CÓRDOBA EL MATADOR DE TOROS RAFAEL SORIA MOLINA "LAGARTIJO"


LADISLAO RODRIGUEZ GALÁN
Hacía unos días que dejó de vérsele por las calles de nuestra ciudad con su empaque y su planta pregonando a los cuatro vientos que era torero. Una impertinente y rápida enfermedad acabó con su vida ayer, dejando a la familia sumida en la mas profunda tristeza. Porque "Rafaelito Lagartijo", como se anunciaba en los carteles y cariñosamente se le conocía, era un hombre cabal, amante de la familia y amigo de sus amigos, al que daba gusto escuchar en las diferentes tertulias taurinas a las que acudía, siempre aportando su sabiduría del mundo del toro, que aunque no le pasaportó a la gloria si le sirvió para llevar con respeto y elegancia el recuerdo y la memoria de su tío Manuel Rodriguez Sánchez "Manolete". Y aunque lo intentó, acudiendo junto a su tío a numerosos tentaderos cuando era un chaval, escuchando y aprovechando los sabios consejos del mas grande torero que ha dado Córdoba, es bien sabido que para lograr ser figura del toreo es necesario que coincidan muchas circunstancias, que no a todos le son favorables, a pesar de atesorar virtudes y cualidades para lograrlo. Sin embargo el poco tiempo que ejerció la profesión mas difícil del mundo, lo hizo con dignidad y dejando buen sabor en los aficionados, por la calidad de su toreo artista y de "pellizco". Por eso los que le vieron torear recuerdan su gracia y pundonor. Debo aclarar que por mi edad, no tuve la suerte de verle torear, pero en la finca de Arucci, en el año 2006, asistimos los dos a un tentadero y como una becerra salió tan buena, no pudo evitar pedir una muleta y dar una serie de muletazos de esos de regusto del toreo eterno. Fue solo una serie, pero sublime. Como disfruté. Y contaba Rafael más de setenta años.
Rafael Soria era nieto de "Lagartijo Chico", y sobrino de "Manolete", pues era hijo de Federico Soria Casanova y de Dolores Molina Sánchez, ésta hija del primer matrimonio de Angustias Sánchez Martínez con el matador de toros Rafael Molina Sánchez "Lagartijo Chico" . O sea la sangre torera le corría por las venas con enorme caudal. Por circunstancias de encontrarse sus padres en la finca que poseían en Écija, vino al mundo en esta ciudad sevillana, el día 15 de Enero de 1930, siendo bautizado el día 27 del mismo mes y año en la parroquia de Santa Marina de nuestra capital. Comenzó su carrera taurina en 1943 actuando en Almodóvar del Río y al año siguiente en Bujalance. En 1945 alcanzó a torear diez becerradas y el 20 de Junio de 1946 debutó de luces en Priego de Córdoba. Su primera novillada picada tuvo lugar en Almendralejo el día 13 de agosto de ese mismo año. En la novillada organizada por la Asociación de la Prensa, el día 1 de septiembre de ese mismo año, se presentó en Córdoba alternando con José María Martorell y José Moreno "Joselete", lidiando novillos de Salvador Guardiola. En 1947 actuó en seis novilladas y en 1948 hizo el paseíllo veintisiete tardes, logrando labrarse un merecido prestigio entre los buenos aficionados. Para poder actuar en Córdoba el 21 de octubre de 1951, en la histórica corrida pro monumento a su tío, el día siete de ese mismo mes se doctoró en Montoro de manos de José María Martorell que le cedio la muerte del toro "Rodilla", del Duque de Pinohermoso, ante Manuel Calero "Calerito". Hasta esa fecha había toreado siete novilladas. Se retiró del toreo en Écija el día 22 de septiembre de 1952, en un mano a mano con el mexicano Carlos Vera "Cañitas", tras caerse del cartel "Calerito".

POR LA PUERTA GRANDE
Antes de comenzar el acto religioso por el alma de Rafael Soria "Lagartijo", el coche fúnebre se desplazó hasta la plaza de toros de Los Califas para que toreros cordobeses, de los diferentes escalafones, homenajearan y despidieran con todos los honores a quien fuera su compañero y amigo. Con el féretro a hombros y acompañados de familiares y amigos, dieron una respetuosa vuelta al ruedo, tras la cual,y entre aplausos, lo sacaron por la puerta grande como colofón a toda una existencia vivida en torero. Allí, sobre el albero, junto al torero discreto y elegante que fue, vimos a los matadores de toros Manuel Rodríguez Requena, José María Montilla, Fernando Sacromonte, Manuel Cano "El Pireo", Fernando Tortosa, Gabriel de la Haba "Zurito", Agustín Parra "Parrita", Rafael González "Chiquilín", José Luis Moreno y Andrés Luis Dorado, a los novilleros Rafael y Manuel Sánchez Saco, Enrique Vega, Juan Antonio "El Califa" y Javier Moreno "Lagartijo", a los subalternos José León, Rafael Gago, Pepe Agüero, Enriques Reyes "Niño de Las Monjas", Antonio Tejero y Rafael Figuerola. Cuando la comitiva mortuoria llegó a la iglesia de San Miguel, los aledaños del templo estaban abarrotados de aficionados y amigos que quisieron despedir cariñosamente a "Lagartijo" y unirse con respeto al dolor de la familia. Tambien estaban numerosos toreros que lamentaban no haberse enterado del homenaje tributado en la plaza de toros. Igualmente asistieron veterinarios, críticos taurinos, apoderados, miembros de la Sociedad Propietaria de "Los Califas", mozos de espadas y peñistas. En resumen, toda la córdoba taurina acudió a despedir al querido maestro que ya descansa en paz en el cementerio de Ntra. Sra. de La Salud. La misa de corpore in sepulto fue oficiada por Juan Vicente Ruiz Soria, sobrino del finado, párroco en Villanueva de Córdoba.-





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Opine con toda libertad pero por favor....si me va a dejar un insulto le ruego que se ahorre el trabajo pues el mensaje no lo vera nadie, ya que inmediatamente lo elimino. Gracias por visitar mi blog.